EL NUEVO FEUDALISMO

Hoy en día, se habla mucho de “competividad”. Esta palabreja, que suena muy bien, a menudo la asociamos con “profesionalidad”, “buen hacer”, “productividad”, etc. Pues resulta que no. Ser competitivo, es hacer el mismo trabajo que hace 2 años valía 1200 euros y que te paguen 900 euros. No se trata de que las empresas gestionen mejor sus medios, hagan un esfuerzo en Innovación, formación y demás…De de eso nada monada, esto es la España cañí y aquí mandamos los de siempre. En fin, que en un momento en que hay falta de trabajo en este país, los que tienen la capacidad de proporcionarlo, es decir, las grandes empresas, buscan la fórmula simplona y tonta que siempre se les ha dado tan bien. Mismo trabajo + Menos sueldo para el currito = mayor ganancia para mí. Y aquí es donde me sale la venita borde, porque esta gente cuando habla son unos salva patrias, que si no fuera por ellos el país se iría a pique. Pues mira tu por donde, me viene a mí la dichosa memoria histórica de todos los salva patrias que siempre ha habido y siempre los habrá.: Si cogemos un libro de historia, nos habla de los señores feudales y nos pintan a muchos de ellos como valientes guerreros (así se pintaban ellos, montados en su caballo con su armadura bien maja). Es decir, en esa época era de valientes guerrear..Tú ibas, cogías tu espada, te liabas a leches con el enemigo y conseguías sus tierras. Qué valiente, no?. Claro, que había una pega. Comprarte la dichosa espada, el caballito ramplón y la armadura, valían un huevo. En esa época no podías irte un sábado por la tarde al Leroy Merlyn y hacerte tú tu armadura. Entonces claro, los que montaban la gresca, se daban de bofetadas, y organizaban las escabechinas eran los señores estos, que se la podían pagar. Entonces tampoco podían organizar pachangas de futbol y no les quedaba otra. Mientras tanto, el campesino, y el resto de los mortales, eran eso, mortales. Ellos no se podían pagar la dichosa espadita ni el caballito blanco, y si le pillaba a uno un joputa de estos se lo cargaba y suerte si no violaban a su mujer o hija. Es lo que había.

Hoy los salva patrias no necesitan pegarse. No literalmente. Estos, en vez de ir con su caballo y su armadura, van con su AUDI y su CARADURA. Se plantan delante de cualquier político y le dicen “tú arréglame esto, que gano mucho, pero ya me sabe a poco que tengo que ser competitivo”. Competitivo los cojones.  Un buitre no es competitivo, un buitre es un carroñero, porque se aprovecha de que el enemigo ya está muerto. Esto es lo que quieren hacer ahora los amigos de la CEOE.  Han visto a la gente asustada porque no hay trabajo y posibilidad de que un cambio de gobierno futuro les dé más cosas y se han puesto a pedir imposibles. El PP ya ha empezado a venderles la burra de qué les daran cuando ganen las generales después del batacazo sociata del 22M, y claro, estos angelitos (lo digo por las alas)..Esstos han tomado nota. Donde dije digo, digo Diego…En fin, que esperemos que no les den manga ancha para todo. Los derechos cuestan mucho de ganar y nada perderlos. Y sólo nos faltaba eso, perder más opciones de negociación colectiva.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en buitres, CEOE, negociación colectiva, señores feudales. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s