VOTAR EN EL NOMBRE DE DIOS

El obispo de Mallorca, haciendo como que lee un libro.
Según informa hoy el diario PÚBLICO, el Obispo de Mallorca, ha pedido hoy a las parroquias del archipiélago Balear, a que no voten a ningún partido que legisle sobre el matrimonio homosexual. Este acto, propio de los tiempos de la inquisición, donde se perseguía al diferente, o al que pensaba distinto (muchas veces por el simple objetivo de apropiarse de sus bienes sobre los que el condenado perdía todos los derechos) sólo puede darse en un país como España.
La religión Católica, como todas las religiones, juega un papel muy importante en la forma de actuar de los ciudadanos. Y no hablo precisamente de ser menesterosos, de la caridad cristiana, de la vocación de ayudar al prójimo, de saber perdonar, etc, que es lo que los verdaderos cristianos creen (y conozco cristianos así, que menos mal que todavía quedan). En fin, lo que vende la Iglesia Católica es la comodidad de decirte como tienes que pensar y actuar para ser “bueno”. La bondad, así entendida, es aquello que diferencia al buen Cristiano del pagano ateo-rojillo, que sólo piensa en la fornicación y el pecado a toda hora, en vivir a espaldas de Dios y en empañar la imagen moral de nuestro país.
En realidad, con una concepción de la religiosidad en lo que lo importante es dar una imagen de decencia y piedad cristianas, lo que consigue el creyente, es algo mucho mejor que la Salvación Eterna. Consigue la libertad de no tomar decisiones propias, sino, las que le imponen por mandato; de ahí la vinculacion de la Iglesia a la derecha. Nada más fácil para eludir un compromiso o deber personal, que el decir. “Viene de arriba” o “es por mandato de mi religion o creencias”. Es un blindaje sobre la responsabilidad moral que luego tenemos en la cabeza cuando pensamos que no hemos hecho lo correcto. “No lo digo yo, lo dice la Iglesia” que por supuesto, es alguien superior a mí. Entramos en el mundo de lo divino, de los brazos incorruptos, del Santo Cáliz, de los milagros y demás supercherías y todo aquello, que si no viene de la Santa Madre Iglesia no nos tragaríamos porque no tiene ninguna base científica. Directamente nuestro cerebro no lo procesaría ; sabes que si andas sobre el agua te hundes. Física pura y dura.
En fin, que el Obispo de Mallorca, un tal Jesús Murgui (hace honor a su apellido, Murgui, de dar la murga) pide el voto para la derecha, apelando al miedo de la gente a que sus hijos se conviertan todos en sodomitas, por legislar sobre una realidad social que ya existe hace muchos años y no tiene nada que ver con el color político de cada uno. Lo mejor es que ciertas cosas, se hagan por la puerta de atrás (vaya, que irónico, no?) y el oscurantismo envuelva todo lo que tenga que ver en las relaciones del pueblo con el Estado, y no se reconozca que hay abortos, homosexuales, personas que piensan distinto o hablan distinto. A Galileo también le tacharon de hereje cuando decía que la tierra era redonda. Al final la evolución no sólo consiste en pensar distinto, si no, en luchar contra los miles de imbéciles que persiguen al que lo hace.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en dictadura, Obispo de mallorca, religión catolica, voto contra los homosexuales. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s