HOY VA DE IMBÉCILES CORRIENTES

Conductor del Madrid oyendo por la radio como gana el Barça o viceversa
Hoy no me voy a meter con los imbéciles habituales (políticos y demás). Hoy he cogido el coche y al igual que cuando cojo la moto he tenido el placer de conocer a unos cuantos imbéciles. Así que me he puesto a reflexionar sobre qué son para mí los imbéciles al volante. Seguro que para más de un conductor, el imbécil soy yo, pero como es mi blog y escribo lo que me da la gana, yo voy a categorizar mis imbéciles y cada uno que haga lo propio con los suyos. Digo categorizar, porque yo ya los divido por categorías y todo. Cada uno se entretiene como puede, no?
EL IMBÉCIL DE TURNO
El imbécil de turno no tiene esa categoría porque haga turnos en su imbecilidad. El imbécil de turno, es el que te encuentras por la mañana con un atasco impresionante y él entra en ese horario a trabajar. Como la noche anterior estuvo hasta tarde viendo algún programa cultural de Telecinco o similar, el tío se ha levantado tarde y va con prisas al trabajo. Como es imprescindible en su puesto de trabajo de mierda en una cadena de montaje o similar el tío va avasallando con el coche, tocando el claxon y jodiendo la marrana al resto de los conductores. Puede acabar el mes de dos formas: sin que le pase nada y llevando a su casa una mierda de nómina o pegándose un ostión el sólo y perdiendo lo que ha ganado ese mes y tres más.
EL GILIPUERTAS CON CORBATA
Este imbécil, suele ir siempre con una agenda llena de tachones y faltas de ortografía y manchas de café encima. Es comercial de una empresa de Abonos o similar , pero el tío con su gomina en el pelo, y su mierda de agenda, se siente como un bróker de Wall Street. Como tiene que hacer una venta y quiere llegar a la hora del almuerzo en el matadero de Pepito el Gorrinero, el tío siente una urgencia diarréico-cerebral que le hace pisar el acelerador pegándose al de delante sin respetar el mínimo de separación ni nada que se le parezca. Si encima es un lunes y el muy descerebrado ha estado el domingo en el sofá de su casa tocándose los apóstoles y viendo a Fernando Alonso, tiene un subidón de adrenalina estúpida que se siente como él. Este puede acabar el mes como el anterior y con su agenda de mierda metida por el culo del ostión que se marca.
EL IMPRESCINDIBLE
Este tío mola. Ha conseguido un carguito tipo jefatura de sección de su empresa a base de buenas felaciones laborales y el tío se ha ido cagando leches al concesionario a comprarse un coche lo más aparente posible. Lleva un coche de gama media-alta y tiene prisa siempre para ir a mamársela a su jefe o a algún amiguito de él. Con tanta prisa hace como los anteriores, pirulas varias y gilipolleces de lo más variopintas o sorprendentes, sobre todo mientras habla con el móvil porque cuando se compró el coche no cayó en la necesidad de pedir el manos libres o el coche lo lleva y el muy lerdo no ha aprendido a conectarlo.
EL NENE DE PAPÁ
A éste no sabía si categorizarlo como imbécil o como gelipollas. Digo gelipollas, porque es tan tonto que no se merece ni que le insulten bien. A este chavalín, orgullo de sus papás que le han consentido todo (hasta lo de ser gelipollas) le acaban de regalar un coche de muchas siglas y muchos caballos. Las siglas del coche es lo más largo que va a leer este pobre imbécil en su vida, pero sus papás aun así están orgullosos de lo guapo que es y confían en que el nene tenga un gran futuro llevando la empresa de papá a tomar por culo o pegando un braguetazo con alguna feucha con familia del Opus y bien relacionada. El caso es que el tío conduce un coche super potente y como se lo han regalado ni valora el coche ni valora nada más y menos a los otros conductores, que sin verles la cara sabe que son más feos que él que va todos los días al gimnasio con SPA. Este hace pirulas varias, se te cruza sin avisar, se te pega detrás, etc. A éste le deseo que se ahostie el solito con un montón de estiércol y se le llene la boca, a ver si así espabila.
LA MARUJO-MODERNA
A éstas se les ve más por ciudad. A la hora de la recogida del cole de los nenes. Amante de los programas de sillas de la sobremesa, donde se informa sobre la actualidad, la tía pierde el culo para ir a recoger a su nene al colegio. Se te echa encima, se te cruza, intenta cambios de carril imposibles, mientras su retoño o retoña sorbe sus mocos en la puerta del cole. Cuando mamá llega, va tan estresada aún que ni se acuerda que lleva a un nene detrás y sigue haciendo la imbécil. Para ser padres no te piden ningún carnet, aunque a algunos deberían.
EL IMBÉCIL DE LA T-MAX
Este es tonto de los cojones. Quiere comprarse una moto deportiva y fardona y en vez de comprarse una RR bien carenada y demás el muy necio va y se compra un scooter deportivo porque le dicen que va como una moto. Y aquí lo tienes al tontaina por dentro de la capital, pensándose que está haciendo conducción deportiva cuando lo único que hace es lo mismo que podría hacer cualquier nene con una vespino. Pero el tío va ciego con 500c.c tratando de sortear a los coches y picándose con el de telepizza que le gana con una scooter de 50 hasta que se mete el ostión en algún cruce o atropella a alguna viejecita. Lo bueno de éste que la mayoría de las veces se la pega el sólo o con su churri de turno que es de conexiones neuronales similares.
EL SUV-NORMAL
Este es especialmente molesto en autovías y demás. Es el típico gordo-fofo de sofá, pero cuando fue a mirar coches le hablaron de los SUV (SPORT URBAN VEHICLE). Los SUV, son el invento más tonto que ha parido madre para que te compres un coche que ni es de carretera, ni de ciudad ni de campo, por eso les llaman así. También podrían haberle llamado STUPID URBAN VEHICLE con las mismas siglas, pero creo que el gancho comercial sería menor. Así que la gente se compra un coche que no es un 4×4 y consume y abulta casi igual, pero lo gasta para ir a por los nenes al cole o para ir ofreciendo resistencia al aire por autovía y sintiéndose muy seguros porque van elevados. Ahora entiendo que los coches de F1 sean tan altos, para que el centro de gravedad alto les ayude a pegarse al suelo. En fin, que lo que consiguen es un tanque para ir por carretera haciendo el imbécil y pegándose la fardada por lo de “Sport”. Estos suelen pegarse la ostia frenando en alguna curva, cosa que no entiendo, porque con ese pedazo de coche, deberían de ir pegados al suelo, no?.
Ahora mismo no tengo ninguno más en mente, pero seguro que mañana alguno me sorprende, la conducción diaria da mucho de sí, hay fauna por clasificar aún fijo..
Anuncios
Esta entrada fue publicada en cafre al voltante, chulo, conductor idiota, estupido. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a HOY VA DE IMBÉCILES CORRIENTES

  1. buen analisis de la fauna urbana y las costumbres al volante jijijiji

    Me gusta

  2. luchadora dijo:

    jajajaja muy bueno!! la verdad que es alucinante con cada uno que te encuentras en la carretera (aunque no niego que lo mismo pensará más de uno o de una de mí jajaj) Te has olvidado de los que, en pleno atasco, quieren adelantar tiempo y se marchan por el carril de aceleración, riéndose de los demás que están parados y cuando llegan a la incorporación, miran con cada de cordero degollado para que les dejen paso jajajO de los reyes de la carretera, los taxistas que tienen más peligro que Mac Gyver con un chicleEn fin… sería para empezar y no parar!!Un saludo.

    Me gusta

  3. Uf, hay tantos que es un no parar clasificarlos, ja,ja¡¡

    Me gusta

  4. abajolasopos dijo:

    Moraleja: De gilipollas está el mundo lleno!!!www.abajolasopos.wordpress.com

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s