Y LLEGARON LOS TALIBANES

Un ejemplo “modélico” de sociedad donde manda la religión
Ahora que somos un país ya endeudado y pobre, llegó la salvación que todos esperábamos para España. No llega del BCE ni la Unión Euro-peda ni nada que se le parezca. Ha llegado por obra y gracia del Espíritu Santo Amén, es decir, a los españoles cuando la hemos cagado del todo, sólo nos queda encomendarnos a Dios.
Así que el flamante nuevo ministro de Justicia, Alberto Ruin Garrafón, ha tenido la genial idea de librar a las españolitas del pecado para que así Dios no nos castigue y nos saque de ésta rezando, como hacen esas buenas gentes Afganas con sus conciudadanos, los Talibanes esos: allí tienen cuatro piedras y dos cabras y llegan los Talibanes y las joden, que para eso están, para joder la marrana (uy no, el cordero) con la puñetera ideología religiosa.
El caso, es que yo pensaba que vivíamos en un estado laico o aconfesional, pero no es así, vivimos en un estado lácteo, de mucha mala leche, si no, que me cuenten a qué viene tanto meterse con la libertad de elección de la mujer en un tema como el del aborto.
No se pueden escudar en que el derecho a la vida es un derecho que debe primar sobre todos los demás, unos políticos, que lo primero que han hecho ha sido cargarse el estado social, es decir, la calidad de vida de los ciudadanos. Es un sinsentido, que organizaciones religiosas que nunca han destacado por la igualdad de sus feligreses (si no, alguien que me explique por qué no hay mujeres sacerdote ni ha habido papas del sexo femenino nunca) se permitan opinar sobre la moralidad o inmoralidad de algo tan delicado como debe ser para una mujer como el tema del aborto. Parece ser, según estos cantamañanas, que la mujer que aborta lo hace feliz y contenta, deseando ponerse a pecar y fornicar en cuanto salga del quirófano.
El último corte de mangas al tema de la igualdad, lo dan en excluir causa legal de abortar malformaciones en el feto, si eso no es ser un Talibán cerrado de mollera que venga su Dios y lo vea, que el mío no le ve muy claro.
A lo mejor, es que como han hecho tanto a favor de la ley de dependencia donde han gobernado y tenían esto como competencia autonómica, ahora les van a garantizar a los niños que nazcan con minusvalías (y sobrevivan que esa es otra) y a sus padres que van a hacerse cargo de ellos cuando su familia más cercana no pueda. Ah, que no¡¡ Que no es vuestro marrón¡¡..Claro, tirad la piedra y esconded la mano, cobardes¡, yo creo que esto va más por lo de tener a las mamás en casa, ataditas a un familiar para que el papá vaya a ganarse el jornal como buen cristiano.
Y como buen cristiano entenderá que los designios del señor dicen que para competir con los chinos es necesario que su salario medio sea de 500 € mensuales (bueno o 80.000 pesetas, que nunca se sabe).
En fin, que se preparen los budistas, musulmanes, hindús, etc, porque cuando los talibanes llegan al poder no dejan títere con cabeza (recomiendo la película Buda explotó por vergüenza para que veáis para qué sirven los fanatismos)
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Buda murio por vergüenza, estado del malestar, fanatismo religioso, ley de dependencia, Talibanes, ultraderecha, ultrareligiosos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Y LLEGARON LOS TALIBANES

  1. abajolasopos dijo:

    Yo sólo digo que si se oponen al aborto en defensa de la vida, lo coherente sería no retirar las ayudas a la dependencia (entre otras miles) ni subir los impuestos sobre materiales escolares.Coherencia. ¡Ja!www.abajolasopos.wordpress.com

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s