MAMANDURRIAS Y COMEDORES

Cotino, presidente de les Corts y experto en ecografías
Que una Presidenta de una Comunidad Autónoma llame Mamandurrias a las subvenciones mientras enchufa a media familia en cargos de responsabilidad, no tiene precio. Que a los pocos días, dos pesos pesados de su partido vayan de protectores de la vida, atacando la ley del aborto tampoco. Para todo lo demás MASTER CARD.
Y si a alguno le queda duda de la panda de descerebrados psicópatas que gobiernan en est país, basta con ver la nueva forma de sangrar a las familias en los comedores catalanes. Exigirles a los niños de fiambrera (que maldita la gracia que les hará a los padres el tener que prepararla todas las mañanas) que paguen 30 euros por gastos de microondas.
Y llegados a este punto, yo me pregunto por qué a los estúpidos que tienen esas ideas tan “ahorrativas”, no se les pide que se vayan a ejercer de consejeros a algún país de esos donde la justicia se hace a golpe de machete o balazo a ver si se les ocurre soltar otra gracia de esas. Porque estar pagando el sueldo de un político o asesor en Españistán para decidir hacer esas gilipolleces o hijoputeces es como poner de bombero a un pirómano o un rotweiller a vigilar salchichas.
El caso, es que la medida de los tuppers de los escolares, es indignante no sólo por el coste que va a tener para los padres, si no, porque este coste, no deja de ser una forma de persuasión violenta, para unos padres que no pueden permitirse los 100 € mensuales que cuesta un comedor y recurren a el tupper porque no tienen más narices que dejar a los nenes en el colegio.
Y digo violenta, porque no te dan opción ninguna. Si tú no pagas una cosa, pagas otra. Los padres que dejan a los niños lo hacen porque no tienen otro remedio. En tiempos de crisis lo de la conciliación de la vida laboral y familiar ha quedado para el olvido en boca de nuestros políticos, que sólo tienen dinero para salvar su puñetero culo y el de sus afiliados y mamporreros.
Pero pienso que todo ladrillo hace pared. Muchos niños que ahora comen de tupper y pagando mientras ven como sus padres las pasan putas para acabar el mes, serán adolescentes. Estos adolescentes ya no estarán tan preocupados por llevar un móvil de última generación ni se sabrán todas las siglas de los coches deportivos como generaciones más “blanditas” anteriores. De hecho, tendrán bastante mala leche acumulada por lo que tienen por delante. Y seguro que saldrán a la calle no a manifestarse, si no, a partirse la crisma delante de la policía si hace falta. Aquí veremos si entonces se les criminaliza. Yo desde luego no lo haré, y creo que mucha gente tampoco lo hará. Eso sí, la gente “de bien” que tanto critica el aborto y se llena la boca con la palabra “familia” mientras deja que los nenes las pasen canutas lo harán. Seguro que algún descerebrado aún se lo cree.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Esperanza Aguirre, ley del aborto., mamandurrias, pago en los comedores escolares. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a MAMANDURRIAS Y COMEDORES

  1. Conde Draco dijo:

    Parece ser que ahora desde la Comunidad de Madrid se afirma que ellos no van a cobrar nada a los que lleven fiambrera. Imagino que estarán pensando ya en otra cosa…

    Me gusta

  2. Sí, mira que bueno soy que yo no te cobro..Miedo me dan en Valencia..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s