PÉRDIDA DE OPORTUNIDADES

Este es el espabilao “ingeniero” naval del calado de los cojones
En tiempos de crisis dicen que es cuando hay que usar la imaginación, buscar ideas, iniciativas, cambios, en definitiva, rupturas de lo establecido para buscar nuevas oportunidades. Eso es progreso, adaptación y futuro. Cuando el cauce de un río se desvía de su curso es porque algo de ese cauce estaba mal y el río busca nuevos caminos. Sólo un idiota se quedaría parado esperando a que el río volviese a su viejo cauce. Los cambios suceden por y para algo.
Para cambiar algo es necesaria cierta voluntad y ánimo. En primer lugar hay que ver si la situación nos incomoda tanto que deseamos cambiarla, es decir, si teniendo la opción de dar un paso estamos dispuestos a darlo. Por otra parte hay que tener claro lo que se quiere, porque si uno no quiere realmente cambiar, su referencia siempre será la misma; lo que tiene delante, no mirará más lejos. Es más fácil no tomar decisiones, porque así no asumimos posibles errores, en cierto modo una forma de cobardía o apatía.
Y luego está la apatía interesada, decir “no puedo” cuando realmente queremos decir “no quiero”, muchas veces ocultando unos intereses cara al exterior por no dañar la imagen que queremos proyectar.
Y me bajo dos líneas para decir por qué el Gobierno desperdicia oportunidades de cambiar cosas. Llevo dos párrafos de introducción y ahora me toca explicar por qué he dicho todo lo anterior. Ayer se presentó una nueva iniciativa que promovía un cambio importante, que es que las viviendas en poder de los bancos que reciben ayuda del FROB y a las que según ellos no pueden dar salida se ofertasen como alquiler social, es decir, generasen ingresos para estos bancos al mismo tiempo que facilitasen el acceso a la vivienda a gente que ahora mismo no puede acceder. Por supuesto, el PP la rechazó, ninguneando la propuesta calificándola de simple, mientras defendía que ellos lo que pretenden es hacer “reformas de calado”, según el diputado ‘popular’ Teodoro García Egea
Yo antes los razonamientos anteriores, creo que Teodoro (métele mano al tesoro) no distingue entre calarse y ahogarse, porque lo que están haciendo no son medidas de calado, sino, boquetes brutales en la economía española ahogando a trabajadores y PYMES. Por otra parte, están llamando reformas a una serie de medidas que de ninguna manera cambian el estatus actual de la situación económica, ya que se aferran a un modelo económico, que ya ha demostrado que (y seguimos con los putos barquitos) hace aguas por todos los lados, por insostenible y por inútil.
Pero yo pienso que todo esto no es ningún error, esto es un “sálvese quien pueda” y un “hoy por tí y mañana por mí” entre el PP (el PSOE tampoco se iría de rositas en este juego) y sus apoyos y compromisos en la banca y grandes corporaciones. Ellos son del tipo “no puedo” por “no quiero”, y cada día lo demuestran más. Hechos son amores y no buenas razones que dice el refrán.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en alquileres baratos, perdida de oportunidad, Teodoro García Egea. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s