LAS MAYORIAS SILENCIOSAS Y SU PUÑETERA MADRE

Últimamente se está hablando mucho en España cada vez que la gente sale a manifestarse por algo de mayorías silenciosas. Esta forma de llamar a los ciudadanos que no protestan no es un invento nuevo. De hecho no hace tantos años, otro presidente que no era español también la utilizó. Hablo del presidente Norteamericano Richard Nixon.

Y sí, lo de la mayoría silenciosa también fue utilizado como arma arrojadiza contra la gente que salía a manifestarse en la calle, que protestaba, que no seguía el mensaje oficialista de que “todo lo hacemos por vuestro bien”, si no, que dudaba de las acciones de un gobierno, que nada más ni nada menos, que les estaba metiendo hasta el fondo en la guerra de Vietnam, negándose en ese discurso a retirar a las tropas de Vietnam, como narra este enlace http://www.retoricas.com/2009/08/discurso-nixon-la-mayoria-silenciosa.html

Unos pocos años después, en España se vuelve a hablar de mayorías silenciosas. Esas mayorías que no hacen escraches, que no protestan, que no se manifiestan, que como no salen a la calle se supone que están a favor de todas las decisiones que se toman. Sobre esto, me gustaría hacer una pequeña reflexión. Que una persona no salga a la calle a protestar no significa que apoye algo, sino, que simplemente desconoce el valor de sus actos. Si lo supiesen seguramente, saldrían a la calle, y habría más de una sorpresa, seguro.

Luego están las “espontáneas” manifestaciones pro-gubernamentales. Hay que señalar que en todos los países del mundo se producen. Donde hay descontentos, es natural que haya gente contenta. Y donde hay un mal gobierno, también hay una gran cadena de favores que se tienen que devolver. Estómagos agradecidos, personal nombrado a dedo, enchufados de las Administraciones Públicas, Empresarios corruptores. Toda esta gente nunca saldrá a la calle si no es a lamer la mano del político que la alimenta.

Pero lo que sí es innegable que hasta ahora ninguna “mayoría silenciosa” ha traído nada positivo a ningún país, así que si yo fuese del Partido Popular evitaría las comparaciones, o si no, que le pregunten a la mayoría de los americanos que opina ahora de Richard Nixon y sus mayorías silenciosas. Igual  se tendrían que morder la lengua.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LAS MAYORIAS SILENCIOSAS Y SU PUÑETERA MADRE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s