EL JEFE ENROLLADO

Últimamente lo de los realities está llegando a un punto de saturación que ya le toca a uno las narices. Al final, uno se da cuenta de que todo es un guión y nos lo presentan como si fuese real. Encima somos tan pardillos que lo vemos por aquello del morbo.
Empecé viendo lo de Chicote al principio, me molaba eso de ver que “se cocía” por dentro de algunos restaurantes y me hacía gracia. Cuando ya vi dos programas y vi que el guión era el mismo..(chicote llega, comida una mierda, cocinero borrachuzo y más guarro que el tato, servicio de mierda, dos frases de chicote, todos saben currar, reforma por el morro, chicote se pira cabreado o el cocinero, luego vuelven, igual hacen pis y no los vemos, cocinan de puta madre. Ya no hay crisis, restaurante dos estrella Michelín), entonces me aburría, me gusta que la televisión me sorprenda y eso que no soy demasiado televidente.
El caso es que después de ver la versión americana del programa que es igual de mala que la española y que eso ha tenido éxito, ahora le toca el turno al programa ese del jefe. Si alguno no ha visto el jefe ese en algún canal de estos que la TDT nos trajo como una bendición cojonera de lo malos que son, le invito a que vean el jefe americano.
El jefe es un tío exitoso, de esos del éxito americano, con mujer con tetas de silicona, que le tiras un bote Coca-Cola en una teta y rebota, Ferrari en el garaje, chaletazo con piscina olímpica y vestido con un traje como los que venden aquí en el Carrefour, pero que pone Armani o algo así.
El caso, es que como el andoba es un inútil que no sabe delegar, en un ataque de mortadelitis va el muy gelipolla y se tiñe el pelo o se pone unas gafas rollo Clark Kent que con eso lo reconoce todo cristo y se pone a trabajar como si fuera un pringado de su empresa, así, como de incógnito.
El caso es que el tío, va de incógnito, pero lleva todo el día a un cámara, 4 micros, una unidad motorizada y una orquesta haciendo música para los momentos de tensión emocional del programa. Pero claro, nadie se da cuenta, porque Mortadelo cuando se disfraza es infalible. A nadie le extraña, y si se extrañan dice que es que es un yonky en plan reinserción y le siguen los de Callejoros. Ahí es ná.
Total, que con toda esta parafernalia, el tío hace como que curra 10 minutos, y se pone al lado de un pringado de su empresa, de esos que molan, buena gente, poco conflictivo, volcado al servicio al cliente, etc. Cuando llega la hora del bocata, el bonachón este (momento lacrimoso-mocoso del programa) le cuenta que tiene que hacer horas extras porque se casó con una chica del este y le tiene que enviar todos los meses un cheque hasta que pueda pagarse el billete de avión, o una historia similar, que nos hace ver que la vida del abnegado currito es triste aparte de dura.
Entonces te sacan al jefe en un primer plano opinando y el tío dice eso de..”Este tío curra bien, es casi como un exclavo, pero le pago un poco más y es feliz. Siento mucho que no se pueda traer a su novia del otro lado del charco, lo tendré en cuenta y veré que puedo hacer” en un alarde de paternalismo tal que deseamos que sea nuestro jefe.”
En el siguiente plano, al tío se le ve con un desastre de tío, de esos que se escaquean, que sacan un folio de la impresora, ponen cara de marronazo para que nadie le pregunte y se va leyéndolo…Hasta el bar (el que no haya probado esta forma de escaquearse nunca no sabe lo que ha perdido en esta vida, son 10 euros mamones).
Total, que el tío trabaja con el andoba ese y se da cuenta de que es un paquete y cuando se ha tirado media mañana escaqueado con él y se queda sólo dice eso de “no puedo permitirme tener personal así que no cuida a mis clientes como si fueran sus propios hijos”. Así que a tí en ese momento te apetece ser cliente de este tío, aunque fabrique estiércol y tú no tengas huerto, pero le vas a comprar 20 sacos para tu casa.
Al final del programa, el pelma este se reúne con los curritos de antes, esta vez sin las gafas y aquellos ponen cara como de sorprendidos. “Ostia, era usted, el mandamás, que me va a pasar?, ¿me perdonará la vida?..Entonces salomónicamente el tío da un castigo ejemplar al malandrín y le trae cinco rumanas al bueno y todos nos enamoramos de él y de su fábrica de recicaje de boñigas varias.
Y hasta aquí la versión americana. Ahora estoy deseoso de ver la española. Espero que la produzca una productora de nivel, rollo Antena 3 Mierda o alguna así. Tengo ganas de sentir algo positivo por un jefe, igual hay alguno que consigue que me enamore. Yo me imagino a uno de esos del CEIM que llevan la palabra Puticlub tatuada en la cara, como con neones con unas gafas de pasta disfrazado. Además, estos del ladrillo son tan brutos que se piensan que incógnito es un pueblo de Cuenca. Tengo ganas. Y luego ganas de verles doblar la bisagra aunque sea de guasa, sólo por ver si les da una hernia tal que se les sale el hígado por la cuenca de un ojo.
Pero no, nos lo tragaremos y comentaremos que somos así. Pero ya puestos a hacer el tontaina, yo haría otra serie llamada “El encargao”, donde saldría el típico mando intermedio de empresa (ese imprescindible al que no quiere ni su madre) persiguiendo a los escaqueados que salen a fumar con un táser o algo así. Sería glorioso, yo por lo menos me lo creería más que al jefe ese, que miedo me da la spanish version..

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s